El "tiempo fuera" en adultos

Controla la ira con ‘tiempo fuera’ (time out)

La técnica del “tiempo fuera” en adultos, es ampliamente utilizada en TERAPIA DE PAREJA para evitar que empeore una situación potencialmente conflictiva. Los problemas no se resuelven en una situación de tensión y con alguna de las partes en plena explosión de ira.

Si notas que  estás hablando con un tono de voz muy elevado  y finalmente sientes que vas a actuar de manera agresiva, opta por salir de ese ambiente por unos minutos hasta que puedas controlar la rabia que tienes.

Cómo llevarla a la práctica

1. Cuándo utilizarlo: El mejor momento es cuando la situación no se ha vuelto todavía demasiado explosiva.


2. Utilización del signo. Se puede utilizar un signo acordado por la pareja, preferiblemente  no verbal para que sea neutral. De forma habitual se utiliza el signo <<T>> con ambas manos (tiempo muerto/time out). Cuando uno de los miembros de la pareja decide que se hace necesario un tiempo fuera hará el signo <<T>> con las manos.


3. Respuesta al signo <<T>>. La tarea de quien recibe el signo <<T>> es facilitar la partida de quien lo hace.


4. Retirada silenciosa. Generalmente quien se va es quien hizo el signo, se marcha en silencio y sin decir nada y sin dar portazos. Se puede sustituir la salida de la casa por la retirada a una habitación apartada.


5. Actividad física. Quien se ha marchado, debe proceder a dar un paseo que suponga una actividad física vigorosa con el objetivo de disipar la energía acumulada, durante un tiempo entre 15 y 30 minutos.

6. La vuelta debe darse cuando ambos han disipado su rabia y ya no sea posible la violencia. Debe de haberse rebajado la presión sanguínea.

Algunos trucos útiles

Cuando te enfadas, tu presión arterial se eleva y esto te impide pensar con claridad. Lo mejor es mojarte con agua fría o tomar un vaso de agua, también fría, y lavarte las manos. 

Por supuesto, el alcohol o la cafeína no deben ser consumidos en el tiempo fuera, ya que sus propiedades alteran el estado de ánimo. Del mismo modo, tampoco es aconsejable realizar llamadas telefónicas a familiares o amigos para contar lo sucedido, ya que pueden distorsionar la percepción de lo ocurrido y reforzar más nuestra ira.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0